Ugrin Csàck

Erudito, cazador de demonios, cristiano, educación templaria.

Description:

Dos varas de músculo, una mirada inteligente, llena de sabiduría y un semblante que podría ser atractivo si no tuviera medio cuerpo salpicado por cicatrices de un antiguo fuego…

ARQUETIPOS

NATURE (NATURALEZA): ANSIOSO DE EMOCIONES
Vives buscando ese momento de peligro, en el que te invade una descarga de adrenalina y te sientes vivo de verdad. De la misma manera que un yonqui está enganchado a su tipo concreto de veneno, tú eres un adicto al peligro. A diferencia de la mayoría de la gente, te desvives por ponerte en situaciones peligrosas que pongan a prueba los límites de tus aptitudes. Te entrenas y trabajas para estar lo más dispuesto posible para estas situaciones y luego buscas dichas situaciones. Esto es lo que te distingue de las enormes masas de zoquetes paranoicos que se arrastran de un lado a otro, escondiéndose de sus propias sombras. Recuerda que “te lo pide el cuerpo”.

Quest: Recuperas Fuerza de Voluntad siempre que tengas éxito en una hazaña particularmente osada o consigas superar unas situación casi imposible en la que te colocaste intencionadamente.

DEMEANOR (CONDUCTA): PLANIFICADOR
Todo lo que haces está planificado. Apenas hay nada que hagas espontáneamente. A menudo, tus planes son largos y complicados, y a veces van más allá de la vida de los mortales implicados en ellos. Los detalles deben ser exactos, ya que crees que una desviación conllevaría la ruina. Tratas de preverlo todo en tu vida; cada cosa que hagas debe cumplir alguna parte del gran plan. Sin embargo, desviarse de la rutina es algo molesto, no traumático. Eres organizado, no trastornado. Tiendes a ser escrupuloso y preciso en todo lo que haces.

Quest: Recuperas Fuerza de Voluntad cuando dé fruto uno de tus planes exactamente de la forma que planeaste.

Méritos

• Corpulento (MÉRITO DE 4 PUNTOS)
Eres anormalmente grande, midiendo al menos 2’10 y pesando como mínimo 150 Kg. Aparte de destacar inmediatamente, esta masa extra te concede un nivel de salud Magullado adicional. Los personajes con este Mérito también pueden tener bonificaciones para empujar objetos, abrir puertas atrancadas, evitar ser derribados, etc.

• Código de Honor (MÉRITO DE 2 PUNTOS)
Te adhieres a un código personal. Los detalles del mismo deben ser elaborados junto al Narrador antes del comienzo del juego, y el personaje deberá seguirlos de forma estricta. Los vampiros con este Mérito ganan dos dados adicionales a todas las tiradas de Fuerza de Voluntad o de Virtud cuando actúen de acuerdo con su código (p.e., defendiendo a los desamparados) o cuando intenten evitar situaciones que podrían forzarles a romperlo.
Concepto: defender al débil del mal (desde un punto de vista religioso), código de conducta templario (estudioso guerrero, toda riqueza en tu vida será destinada a un bien mayor).

• Voluntad de Hierro (MÉRITO DE 3 PUNTOS)
Cuando estás decidido y has hecho una elección nada logra apartarte de tu objetivo. Si te ves afectado por un poder de Dominación podrás gastar un punto de Fuerza de Voluntad para ignorar sus efectos. Además, recibirás tres dados extra para resistir los efectos de cualquier magia, conjuro o senda Taumatúrgica que afecte a la mente. Este Mérito no afecta a la Presencia ni a otros poderes relacionados con las emociones.

Defectos

• Tic (DEFECTO DE 1 PUNTO)
Realizas algún movimiento repetitivo en momentos de tensión, y que delata por completo tu identidad. Por ejemplo, una tos nerviosa, frotarse las manos constantemente, crujir los nudillos, etc. Cuesta un punto de Fuerza de Voluntad abstenerse de realizar el tic.

• Enemigo (DEFECTO DE 2 PUNTOS)
Tienes un enemigo, o quizá un grupo de enemigos, que trata de dañarte. Su poder depende de los puntos que el jugador esté dispuesto a recibir (cinco puntos indican la enemistad de un Matusalén, un archimago u otro poderoso enemigo sobrenatural).

• Desfigurado (DEFECTO DE 2 PUNTOS)
Una terrible desfiguración hace que tu aspecto sea inquietante y difícil de olvidar. La dificultad de todas las tiradas Sociales aumentará en dos. No podrás tener una Apariencia superior a 2.
Descripción: medio cuerpo quemado, desde los pies hasta la cara y el pelo.

• Presencia Inquietante (DEFECTO DE 2 PUNTOS)
Los mortales tienen un conocimiento inconsciente de tu verdadera naturaleza, lo que les pone nerviosos y tensos en tu presencia. Debido a esto, la dificultad de todas las tiradas de interacción social con los mortales aumenta en dos.

Bio:

“…”

- Alguna llanura perdida entre las montañas de los Carpatos, 1444 DC. -

Es noche cerrada. La punta de mi daga ultima las marcas en roca y cieno, fieles a las representaciones del manuscrito que encontré oculto entre las páginas de esos tomos impíos que incautamos al “brujo”. No se donde consiguió aquel pobre desgraciado esas piezas de biblioteca, pero seguro que desconocía su auténtico valor. Si su avaricia no le hubiera llevado a acongojar a los lugareños, ninguno nos habría alertado de la presencia del hechicero; cuando le vi jamás pensé que sería poseedor de semejante tesoro.

El resto de libros debieron pertenecer originalmente a un curandero ilustrado; además de un par de tomos sobre hierbas, pócimas y ungüentos, nos encontramos con obras blasfemas que mancillaban la palabra de Dios, o pretendían haber sido escritas por el mismísimo Lucifer. Inofensivas chanzas para las mentes doctas, inútiles rituales paganos para aquel que persigue el conocimiento que le permita identificar y destruir a los verdaderos siervos del maligno…A excepción de aquellos pergaminos ocultos en el lomo… Esos símbolos, esa letra, notas al pie que no me eran desconocidas… No, el manuscrito no era falso. Identifiqué rasgos que ya había visto en escritos fechados en siglos demasiado distantes como para que sean obra de un solo religioso siervo de nuestro señor…

Maldición, una de las runas está difusa… No fue buena idea esconder el manuscrito entre las vituallas del camino. La pútrida grasa de las conservas de Igor ha estropeado parte del texto… Aparte de la escasa luz de la luna y unas pocas brasas apenas dispongo de visibilidad para saber si estoy marcando el suelo correctamente.
Pero no puedo permitirme encender ni un fuego ni una antorcha; alertaría a los vigías del campamento a pesar de haberme alejado con precaución. Ninguno de mis hermanos entendería los métodos que practico. Por nuestra Santa Madre, habrían destruido hasta el último pedazo de papel si solo intuyesen lo que yo sé.
Aunque todos los hermanos de nuestra Sagrada Hermandad hemos sido instruidos siguiendo las antiguas enseñanzas de la ya desaparecida Orden Templaria, es inevitable que no contar con el apoyo expreso del Papa esté haciendo que la tosquedad nos invada como el moho a la fruta demasiado madura. Con objeto de engrosar nuestras filas, acogemos a todo aquel villano sin hogar que muestre las aptitudes necesarias para seguir el camino del monje guerrero y con la FE en nuestro Señor más fuerte en su interior que el miedo, el amor y la sangre.
Visto con cinismo, deberíamos alegrarnos del resultado del concilio de Vienne hace cien años, “liberando” a La Orden de sus responsabilidades hacía la iglesia y de todas sus pertenecías materiales. Libres de las intrigas políticas que la habrían llevado a su perdición, se creo la hermandad que me libero de mi antigua vida y del fuego de aquella arpía pagana…

NNNNf… huele a carne quemada… El último ingrediente está listo. Solo resta rellenar las marcas del suelo con cenizas de carne humana muerta que no haya visto ningún amanecer. Susurrar las palabras… Espero que nadie eche de menos las orejas de la cabeza del brujo… ¿Qué habría hecho si no hubiera muerto alguien para conseguir estos ingredientes? Me alegro de no tener que responder a esa pregunta… Hoy.

Odio el olor a carne quemada, me recuerdan al día en que ingresé en la orden… De hecho, odio el olor de la carne humana quemada… Deben ser nuestros pecados perdiéndose en humo lo que le da el hedor que nos diferencia de los pollos y cerdos.
Ella era hermosa, no era joven, pero era hermosa. Hoy sé que no me trataba mal, habiendo visto como tratan otros amos a sus siervos. No habría sido una mala vida si su anciana madre no le hubiera emponzoñado la mente con barbaries supuestamente demoníacas… Sacrificar un infante virgen, para recuperar su juventud… ¿Acaso no se daba cuenta de que si eso fuese cierto todas nuestras mujeres casaderas serían inmortales? Gracias a la Hermandad, que avistó la hoguera, sobreviví. Este día no marcó solo mi cuerpo, si no que marcó mi vida por siempre…

Está todo listo, he de apresurarme o acabaran por echarme de menos en el campamento…

Si tan solo tuviese un poco más de luz podría comprobar esa sucia runa…

Esta vez ha de funcionar…

Si tan solo tuviese un poco de luz…

“…”

Ugrin Csàck

Cronicas Giovanni khorecs